EL ALMA ESTÁ EN EL CEREBRO

Cuando a Einstein le preguntaron cómo había inventado la teoría de la relatividad, explicó que fue “UN SALTO”.

Las personas creativas casi siempre hablan de una emoción tras su obra. Pero es así realmente o es locura pura.

¿Algunos ejemplos? La pintura indescifrable de Van Gho, los cuentos de Allan Poe, el Iphone de Steve Jobs, Cervantes  y su Quijote, Kurt Cobain (te acordarás de smell like teen spirit)

Ellos fueron catalogados en su momento como locos, pero que locura tan exquisita sintieron para dejar huellas a través del tiempo con sus creaciones.

Las personas creativas no necesariamente tienen que tener un desorden mental pero parece haber una correlación, afirma Eduardo Punset, en su grandioso libro”El alma está en el cerebro”.

Si una persona es creativa, la pregunta no es si va a tener obstáculos, porque es seguro que los habrá.

La primera pregunta que una persona creativa debe hacerse es:

¿Tengo el coraje para afrontar y superar los obstáculos?

Existe una relación entre la conducta creativa del individuo y el equilibrio de serotonina y dopamina en el organismo. Las personas creativas son superiores en la escala de la fuerza del yo y poseen mejores mecanismos para resolver problemas.

Lo cierto es que muchos artistas, pintores, escultores, poetas y músicos no han gozado de una salud mental dichosa.

Cien por ciento creatividad

dosMucho de algo nunca es bueno, por eso nuestro magnifico cerebro está dividido o todos seriamos artistas puros.

En Inglaterra se formaron muchas escuelas que fomentaban exclusivamente la creatividad y fue un gran desastre.

Todo falló, porque la creatividad se fundamenta en los conocimientos, alimentar al cerebro con información amplia y abundante es sin duda vital para que pueda surgir la creatividad.

Y no es solamente saber, la claves está en saber utilizarla.

Saber utilizar el saber

Sin imaginación no se puede hacer nada

Uno de los elementos principales es usar la imaginación, esa facultad que hace saltar los resortes de generar imágenes, es la proyección del deseo, es la idea más allá de la realidad.

Según el profesor Antonio Mari, no se debe confundir al creador con el acto creativo.

Todos somos creativos de alguna manera y bajo el contexto en que nos desenvolvamos ( como la capacidad de crear una solución a cualquier problema que se nos presente en nuestro día)

Sin embargo, la creación artística es distinta, porque sus capacidades son inconscientes, y hasta casi irresponsables. Es la capacidad de imaginar más allá de la realidad.

Para que alguien pueda ser considerado creativo, debe tener influencia sobre los demás.

Por esta razón se habla actualmente de una característica esencial en la creatividad: la capacidad para vender o persuadir.

Sino se persuade a la sociedad, no existe apropiadamente acto creativo y el problema es que persuadir a la sociedad actual es muy difícil, porque nuestra sociedad es una sociedad anclada en aspectos económicos que conducen a la obtención de beneficios.

Más vale lo viejo conocido que lo nuevo por conocer

La creatividad dentro de la empresa es hoy un grave problema, esto debido a que las estructuras empresariales no son creativas. Los individuos creativos generan distorsiones en el mundo empresarial, que tiende a la conservación, al molde.

La creatividad es innovación y las empresas no están preparadas para gestionar las revoluciones que propone la creatividad, ellas dicen trabajamos con lo que funciona, son muy pocas las empresas que arriesgan.

Así es que el mundo empresarial tiende a rechazar la innovación que no este sujeta a una experiencia rentable.

“Por ejemplo, una empresa que funcionara creativamente debería premiar al creativo, aunque fracasara, porque se trata de excitar la potencialidad creativa”.

Entonces, a modo de resumen me quedo con las palabras del doctor Robert Sternberg, (profesor de Psicología y Educación en la Universidad de Yale, en Estados Unidos) quién dice los siguiente:

Señores, primero hay que tener la idea, luego hay que ver si esa idea funciona y finalmente, señores lo siento muchísimo pero hay que venderla

Se reduce la creatividad en ¿Saber vender?  Yo diría que si, solo el creativo va a transmitir toda su emoción al momento de transmitir su idea o creación.

Buenos libros para ti 😉

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s